Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar
en forma errónea es mejor que no pensar (Hipatia)
MENU
E. Parvularia E. Básica E. Media E. Superior E. Especial E. Rural PSU SIMCE Geometria Evaluaciones
Planificaciones Contenidos PPT Excel Proyectos Diccionario Olimpiadas Softwares Historia Biografías
MI APORTE
LIBROS
REVISTAS
ARTÍCULOS
CUENTOS
POEMAS
BLOGS
WEBQUEST
FOTOGRAFIAS
IMÁGENES
AUDIOS
VIDEOS
CINE
TEATRO
FILATELIA
ORIGAMI
BACHILLERATO
DEPORTES
MEDICINA
FRACTALES
ARTE
MÚSICA
IDIOMAS
CS. NATURALES
RELIGIÓN
AMOR Y SEXUALIDAD
MAT. COMERCIAL
PREMIO EUCLIDES
MEDALLAS FIELDS
ENLACES

CUENTOS MATEMÁTICOS

 

 “El Mundo de los Q” (Cuento-Guía)
(Danny Perich C.)

No recordaba claramente cómo llegó hasta allí. Su última imagen era la de su madre dándole un beso y deseándole que durmiera bien, pero como el sueño no llegaba, se entretuvo observando en la penumbra de su cuarto la repisa llena de juguetes acumulados a lo largo de sus once años de vida.

El movimiento ondulatorio de las paredes no le impresionó, ni tampoco el gracioso baile de su osito de felpa favorito, ni menos al encontrarse tendido sobre un prado perfumado y multicolor bajo un cielo que mostraba dos hermosos soles.

Ya su abuelo le había contado sobre sus viajes al mundo de los Q y por eso nada de lo que ocurría le causaba temor, pero sí mucha curiosidad. Como ser, el hermoso y perfecto coro de aves-Q que trinaban la melodía más bella jamás escuchada. Se encontraba en plena meditación cuando un gemido le hizo incorporarse y pudo observar el movimiento agitado y temeroso de una tortuga-Q, la cual al verlo, sin sorprenderse, se dirigió a él diciendo:

¡Oh, cielos!, ¿qué podemos hacer. Esto será el final de nuestro inigualable mundo.

 Sintió curiosidad y le preguntó la causa de sus lamentos, ante lo cual le relató:

Hace cinco días-Q un ser con forma y propiedades de una goma, cruzó desde una dimensión desconocida a la nuestra. Su misión no era de paz, por el contrario, este ser maligno llegó con intenciones de borrar para siempre todo signo de vida-Q y construir el Mundo de la Nada, habitado por todos los seres goma del universo.

 Su historia conmovió a Pablo y preguntó de qué forma podía ayudar. Con un suspiro, la tortuga-Q respondió:

Para eliminar seres malignos de otra dimensión, debemos resolver tres problemas, pero estos no están al alcance de nuestro saber.

Como Pablo dominaba algunos conocimientos, aprendidos en su colegio, pidió que le dieran a conocer esos problemas para intentar solucionarlos. Estos son:

  1. En el Mundo de los Q,  de sus habitantes son aves-Q y  son peces-Q. ¿Qué fracción representan del total de animales-Q existentes?
  2. Al pasar de una dimensión a otra, se pierde  del peso del cuerpo. Si el ser goma, antes de llegar al mundo de los Q, había traspasado dos dimensiones, ¿qué fracción representa la pérdida de peso con la cual llegó finalmente?
  3. Dibujar dos gomas rectangulares iguales y colorear en cada uno de ellos una cierta fracción, con los colores favoritos en el mundo de los Q, de forma tal que al sumar las partes coloreadas dé como resultado .

Rectángulo redondeado: EN MI CUADERNO

Anoto las palabras desconocidas del cuento e investigo el significado de ellas en el diccionario.

 Anoto y resuelvo los problemas que evitarán la destrucción del Mundo de los Q.

Rectángulo redondeado: CON MIS COMPAÑEROS  Y EL PROFESOR
Comparamos y comentamos nuestras respuestas.

 Rectángulo redondeado: EN MI CUADERNO
Dibujo a Pablo, la tortuga-Q y al ser goma.

 Invento el final de este cuento.

OTROS CUENTOS:

Principal > Matemática Recreativa > Cuentos